El pantano del Oiola

El embalse de Oiola entró en servicio en el año 1964, tras seis años de obras. La altura de su presa es de 42,6 metros y recoge el agua de los arroyos que bajan del Gasteran, Pico Menor o del arroyo Imintola, y tiene una capacidad de 875.00 metros cúbicos.

Desde 1967, el agua del embalse se comienza a utilizar para el abastecimiento de Barakaldo, previa potabilización en Estación de Tratamiento de Aguas Potables (ETAP) de Basatxu. Es el más moderno de los pantanos que circundan Barakaldo aunque está ubicado en el término de Trapagaran.

Toda la zona es especialmente interesante desde la perspectiva minera y, desde muy antiguo, hubo en su entorno abundantes ferrerías de viento cuyas escorias son aun visibles. Igualmente pueden verse abundantes escombreras, planos inclinados, bocaminas, un horno de base cuadrada, restos del ferrocarril de Las Manuelas, etc …

Aguas abajo de la presa, el río Oiola, o lo poco que deja escapar el embalse, zigzaguea hasta encontrarse con el Río Castaños en El Regato. Entre los habitantes de El Regato, este embalse es más conocido con el nombre de Arnabal, en lugar de Oiola. Precisamente, de la zona donde se asentó el poblado de Arnabal, se extrajo la caliza para la construcción del muro de la presa.

Vista de la construcción del pantano de Arnabal Vista de la construcción del pantano de Arnabal

Anuncios