El Regato es Errekatxo. Errekatxo es El Regato

Aunque son muchos los años que los vecinos y vecinas de El Regato llevamos utilizando ‘Errekatxo’ para referirnos a El Regato en euskera, es oficial desde el año 2011, tras un intenso y exhaustivo trabajo de investigación realizado por la Asociación Vecinal El Regato. Errekatxo fue reconocido como topónimo oficial por el Ayuntamiento de Barakaldo y por la Real Academia de la Lengua Vasca, Euskaltzaindia. La defensa del topónimo Errekatxo, fue respaldada por el prestigioso historiador y miembro de la Academia, Mikel Gorrotxategi.

Hasta entonces existía tres formas eusquéricas para referirse a El Regato: Errekatxo, Mezpelerreka y Mendierreka. Esto daba lugar a confusiones. Existían numerosos indicadores, y cada uno utilizaba uno diferente. La Asociación Vecinal se movilizó para modificar señales, indicadores en las diferentes instituciones, de forma paulatina. Además, emprendió acciones para difundir el nombre de Errekatxo, como forma eusquérica para referirse a El Regato en nuestro idioma.

Errekatxo fue el topónimo que surgió en la segunda mitad del siglo XX, sobre los años 70, cuando en la época de la transición los habitantes de El Regato se vieron con libertad de utilizar el euskera para nombrar a su pueblo. Pese a existir otros dos toponimos, Errekatxo siempre ha sido el más utilizado popularmente. Un claro ejemplo del uso del topónimo Errekatxo, es que sus habitantes lo utilizan para su asociación de fiestas Errekatxoko Jai Batzordea y en consecuencia para referirse a ellas Errekatxoko jaiak. Además,  es el nombre utilizado por el equipo de barrenadores, la Sociedad de Bolos a Katxete, el restaurante Errekatxo, la sociedad de Bolos a Katxete,… No se tiene constancia del origen histórico del topónimo Errekatxo, pero sí que es el más utilizado popularmente. La datación más antigua de Errekatxo encontrada es de 1919, año en el que fue inaugurado el primer Batzoki de El Regato “Errekatxoko Batzokija”.

Ikurriña del grupo de mendigoizales 'Mendierreka' de Errekatxo

Mespelerreka era el topónimo utilizado por la Diputación Foral de Bizkaia y el nombre eusquérico según Euskaltzaindia. La Real Academia de la Lengua Vasca oficializó Errekatxo en 2010, por ser el más utilizado y estar Mespelerreka en desuso. Además, existen dudas de que la zona Mespelerreka que aparece en documentos históricos pertenezca al valle de El Regato. La primera mención al nombre Mespelerreka se encuentra en los documentos de la donación del monasterio de Burceña y se remonta al año 1438. Como traducción  al castellano de Mespelerreka tendríamos “El regato de Mezpela”,  o  “El regato de los nísperos”. En 1438 se realizaron las donaciones del monasterio de Burceña. El padre comendador Fray Miguel de Alonsotegui, del monasterio Santa María de la Merced, realizó el primer amojonamiento de las propiedades del monasterio e hizo una descripción de los lugares pertenecientes al convento. De esta descripción  es de donde se saca la asociación de Mezpelerreka como topónimo de El Regato; asociación con la que algunos expertos están de acuerdo y con la que otros discrepan. El fragmento donde se menciona a Mezpelerreka es el siguiente:

“Et ansi mismo hayades , por buestro propio suelo, e tierra para os sustentar, é aprovechar, é plantar, é sembrar, é criar, todo el suelo, é tierra que esta dende el esquinal de la casa, é huerta de Pero Vrtiz d Vnzaa mi Mayordomo fasta la mar derecho abajo por el camino real que viene de Balmaseda a Portugalete  fasta el Regato encañado nombrado de Mespelerreca derecho abajo fasta la mar salada, é rio de suso declarado que pasa por delante de la mi Eglesia de Santa Maria de Burceña, é las mis torres de Lutxana(…)”

La principal razón de discrepancia es porque parece que este texto hace referencia en todo momento a la zona de Burtzeña y sus laderas. Además, el texto describe los ríos y regatos: “derecho abajo fasta la mar salada” y el Castaños en su parte más baja es tortuoso, de hay el nombre del barrio de Retuerto (Erreka ortu, río torcido). Además no vierte sus aguas al mar, si no al río Galindo.

Por último, Mendierreka cuya  traducción sería  “El Regato del monte”,  es otro de los topónimos que se han utilizado para denominar a El Regato. La procedencia se atribuye al escritor Antonio Trueba, quien lo comenzó a utilizar a través de sus novelas, y de un modo particular en “La cruz más santa” (1888). En este libro hablaba de forma extensa sobre el topónimo y explicaba que Lope García de Salazar nombraba  al valle como Monte-regato, cuya traducción sintáctica sería Mendi-erreka. Los expertos coinciden en la opinión de que se trata de una invención de Trueba.

El Carrejo de Bolos a Katxete, el restaurante Errekatxo y la Sociedad Gastronómica son ejemplos del uso del topónimo Ejemplos de la utilización del topónimo Errekatxo

Anuncios