Kbus se hará cargo de la línea de El Regato

El alcalde de Barakaldo, Alfonso García anunció el pasado viernes 31 de enero, que serán los autobuses urbanos de Barakaldo, los Kbus, quienes se harán cargo de comunicar a los vecinos y vecinas de El Regato y Gorostiza con el centro de la ciudad.

Esta decisión llega tras dos años desde que la Diputación Foral de Bizkaia anunciase la supresión de la línea, ya que la línea 3139 actual discurre completamente por el municipio de Barakaldo y los autobuses de Bizkaibus realizan trayectos interurbanos. La decisión, irrevocable, se produce ante la renovación de las concesiones de los autobuses de Bizkaibus y la reestructuración de diferentes líneas y recorridos. Además, Barakaldo cuenta desde 2011 con el servicio urbano de autobuses de la ciudad, Kbus, satisfaciendo el cumplimiento de la ley que establece que municipios con más de 50.000 habitantes tienen que tener su propio transporte urbano.

Antecedentes

La Asociación Vecinal de El Regato conocía desde hace mucho tiempo la coyuntura respecto a la gestión de la línea. En palabras de Mikel Antizar, presidente de la Asociación, ‘siempre hemos sido conscientes de la problemática de la línea, al igual que el propio Ayuntamiento, las Juntas Generales de Bizkaia y el Consorcio de Transportes de Bizkaia, presidido durante unos años por el exalcalde de Barakaldo, Tontxu Rodríguez’. Desde la Asociación trasladaron este problema antes de la puesta en marcha de Kbus, pero la línea de El Regato no fue contemplada. ‘Antes Barakaldo no tenía autobuses propios, pero desde hace tres cuenta con Kbus, por lo que es lógico que la línea de El Regato al ser urbana se haga con Kbus’ nos explica Mikel.

Los vecinos y vecinas de El Regato recibieron en todo momento desde la corporación municipal un mensaje de tranquilidad: el Ayuntamiento no dejaría sin el servicio de autobús a sus habitantes. Un mensaje contradictorio en los últimos meses, por los diferentes comunicados de prensa y anuncios lanzados por el Ayuntamiento de Barakaldo, con titulares alarmistas sobre la supresión de la línea. ‘Desde la Asociación hemos tenido que ir aclarando a nuestros vecinos que El Regato no se iba a quedar sin autobús, y que estén tranquilos al respecto’, nos aclara Mikel. Estos hechos han provocado el enfado y malestar de los vecinos de El Regato, que hasta ahora, habían tratado el tema con discreción y dialogo. ‘Desde el Ayuntamiento nos dicen que estemos tranquilos, y a través de sus comunicados de prensa que nos quedamos sin autobús, esto es incompresible’, asegura Mikel. ‘Nuestra relación con diferentes áreas del Ayuntamiento siempre ha sido a través del diálogo y la colaboración mutua, en búsqueda de consenso, aportando y sumando entre todos, es nuestro deseo seguir en esta línea de trabajo porque creemos que es lo mejor para todo Barakaldo y El Regato en particular, por eso no entendemos la forma en que han enfocado el tema del autobús ’, ha añadido.

Tras varios meses de conflicto mediático, el alcalde de Barakaldo se reunió con la Diputada de Transportes, Itziar Garamendi, para estudiar el cambio de la línea. Los técnicos municipales tendrán en cuenta los datos y estudios que ha realizado la Diputación Foral para dar forma al recorrido de la línea.

Anuncios