Los Bolos a Katxete, ya cuentan con Reglamento definitivo

El  viernes 11 de abril se aprobó en Urioste, el Reglamento definitivo de los Bolos a Katxete con la unanimidad de todos los carrejos del Valle de Somorrostro (Margen Izquierda y Zona Minera). Los Bolos a Katxete es el único deporte autóctono de las Encartaciones, con gran arraigo en El Regato. La creación de este reglamento supone un hito importante para su conservación. Los primeros datos fiables de la modalidad de Bolos a Katxete datan hacia 1865, y desde entonces ha contado con unas reglas de juego precisas, con mínimas variaciones en algunos carrejos, que han pasado de padres a hijos sin necesidad de ser recogidas por escrito.

Aprobación del ReglamentoDesde 1978 estas normas se han ido anotando en los libros de actas de los carrejos y es ahora cuando se unifican totalmente recogiéndose en un folleto para facilitar la información a todos aquellos que deseen iniciarse y participar en esta actividad deportiva. Este folleto contará con una parte de información histórica, explicaciones sobre características y modalidad del juego y un diccionario con los vocablos más usuales.

Antecedentes

Los Bolos a Katxete son algo más que un juego en el Valle de Somorrostro, para mucha gente representa una tradición recibida de sus mayores que no están dispuestos a perder. Esta modalidad de bolos es propia de Encartaciones y cuenta con, al menos, ciento cincuenta años de antigüedad, forma parte de la historia de Bizkaia.

Consiste en el lanzamiento de una bola contra un conjunto de seis bolos esféricos situados sobre un taco de madera. Estos bolos tienen que sobrepasar las líneas semicirculares marcadas para poder puntuar.

En la actualidad, hay más de medio millar de personas que llevan años realizando el milagro de mantener viva esta tradición, con mucha motivación y sacrificio.
Se conservan siete carrejos, de los más de ochenta que se recuerdan, donde, entre mayo y octubre, se juega con regularidad:

  • La Arena y La Cuesta  en Zierbena
  • Sanfuentes en Abanto-Zierbena
  • Durañona y Ugarte en Trapaga
  • Urioste en Ortuella
  • El Regato en Barakaldo

En estos momentos se acaba de constituir la Asociación de Bolos de Larena (Zierbena) y el Ayuntamiento de Santurtzi está construyendo un carrejo en Cabieces.
Además, existen dos carrejos donde no se juega en la actualidad pero que podrían estar en condiciones con muy poco esfuerzo. Gorostiza y Basatxu, los dos en Barakaldo.

Investigaciones realizadas por el Centro Trueba Zentroa

Carrejo de El RegatoA través de las investigaciones realizadas por el Centro Trueba podemos afirmar sin lugar a dudas, que los Bolos a Katxete son una expresión cultural propia del Valle de Somorrostro que se pierde en el tiempo. No se ha encontrado ningún carrejo fuera del Valle de Somorrostro, se ha realizado un inventario histórico. El carrejo más occidental se encontraba en Pobeña (Muskiz), que desapareció poco después de la guerra civil, y el más oriental se encuentra en Basatxu, Barakaldo (aunque esta en desuso). Este deporte cuenta con un vocabulario y características que no se encuentra en otras modalidades de Bolos de la cornisa Cantábrica y  del norte de Castilla.

Un tirador, desde un tire, lanza una bola de madera de guayacán contra seis bolos de madera de encina colocados en “V” invertida en un taco denominado “carrejo”. Los bolos y la bola tienen que rebasar unas líneas que son concéntricas al punto central que es el “carrejo”.
La biomecánica del tirador, que requiere mucha  agilidad y fuerza, las características de la bola (en madera de guayacán, llegó a la Margen Izquierda a finales del siglo XIX para la industria naviera) y la forma de los campos, que en muchas ocasiones se constata sin problemas que fueron antiguas “eras” totalmente olvidadas en el Valle de Somorrostro, confiere unas características a este juego que le convierten en una expresión cultural propia a preservar.

No hay archivos de ningún tipo, si no informaciones muy dispersas y fotografías y documentos en manos privadas. Todos los conocimientos se han transmitido por vía oral y es necesario, para desarrollar y preservar esta actividad, realizar un trabajo de compilación que permita tener una base documental que explique la procedencia, la evolución y el estado actual del Bolo a Katxete.

Anuncios