Los secretos del Pantano Viejo (Pantano de Etxebarria)

Escondido en la estrecha garganta que recorre el río Castaños entre las laderas de Cucusto y Tiralday se encuentra el Pantano Viejo o de Etxebarria, un lugar mágico, misterioso, rodeado de exuberante naturaleza e historia. Hoy el embalse parece dormido y se respira una calma y una belleza sin igual. Pero este pantano ha sido testigo de la historia de la industrialización de la margen izquierda y de muchas otras historias.

La obra construcción finalizó en 1897. Fue un proyecto innovador por su tipología estructural, de arco-gravedad, cuya planta, una amplia curva entre los estribos, es de 74 m. de longitud. Su anchura es de 15 m. en la base y 2,50 en la coronación, con 20 m. de altura máxima (10 m. menos de lo inicialmente propuesto). Además fue la primera presa en el Estado construida totalmente con hormigón, sin revestimiento alguno. El cemento Portland fue importado desde Bélgica y los áridos se extrajeron de una cantera caliza excavada en el mismo vaso del embalse. A lo largo de la coronación de la presa tiene un canal de aliviadero de excedentes, que conduce las aguas hacia la margen derecha cayendo por la roca formando una pequeña cascada.

A finales del siglo XIX durante los meses estivales las industrias de la margen izquierda tenían problemas de abastecimiento de agua y con demasiada frecuen­cia se suspendían las labores por falta de agua dulce.

En 1885, José de Echevarría y Rotaeche planteó la necesidad de construir dos presas en los arroyos de Castaños y Oiola para satisfacer las crecientes demandas tanto de la población como de las industrias. La oposición del Ayuntamiento de Barakaldo y de la Luchana Mining Company redujo la iniciativa a una sola presa en Castaños y a cambio de la cesión al municipio de 12 litros de agua por segundo.

En 1898 se cedió la utilización de las aguas a la fábrica de La Iberia de Sestao y finalmente, en 1902, la recién creada Altos Hornos de Vizcaya se hacía con la propiedad del embalse destinando sus aguas a la refrigeración de los hornos altos y conservando los compromisos adquiridos con el Ayuntamiento.

MÁS QUE UN PANTANO…

El pantano viejo fue fruto del desarrollo siderúrgico de la margen izquierda y del crecimiento económico de la comarca, y también tuvo su impacto en El Regato. El río Castaños y este pantano se han visto unidos históricamente a la actividad de los Altos Hornos de Vizcaya, tanto de su propia actividad como de empresas auxiliares.

Este pantano fue testigo de grandes alardes de majestuosidad y de la gran riqueza que producía Altos Hornos de Vizcaya. En las orillas del pantano, aun podemos encontrar restos de zonas de recreo, en las que seguramente se tomaron grandes decisiones, pero también buenas comidas y fiestas de los directivos de la empresa y sus familias.

En la margen izquierda, a lo largo de la orilla existían varias pérgolas con bancos y mesas. Había varias cabañas equipadas con cocinas de leña, donde se cocinaba para los festejos que allí organizaban. Durante muchos años ‘Goíta’ Meso se encargó de la preparación de las suculentas viandas, que procedían en su mayoría de las propias huertas, que AHV tenía en las laderas de la margen izquierda del pantano, durante años al cuidado de Miguel Gorostiza, obrero de AHV. Cruzando por el puente Perillas, en la cola del pantano, se puede pasar a la margen derecha donde también existen algunos restos de zonas de descanso.

A lo largo de su historia, el pantano contó con varios guardas que cuidaban con celo sus inmediaciones. Muchos de ellos, fueron de El Regato. Los mayores de nuestro pueblo aun recuerdan algunos de sus nombres, como Baldomero Castaños, Timoteo Meso y Victor Rodríguez, bajo la supervisión de su encargado Gabriel Meso. Otro de ellos, Manolo Izquierdo alternaba su labor de cuidado entre el pantano Viejo y el pantano de Gorostiza.

El pantano y sus laderas, especialmente las del lado de Tellitu y Cucusto guardan en silencio muchos secretos de akelarres y brujería… quizás sea por este que se respire cierta magia…

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios